Desde El Museo: 3 generaciones de diablos cojuelos